miércoles, 24 de septiembre de 2014

Febrero 2014 - Fín de una era...

Febrero 2014 - Fín de una era...


Fin de una era...

Pues sí. El fín de una época muy buena en su día se acerca.

Os cuento.

Hace unos días, en Enero, recibí una carta de UK donde me decían que en mi edificio donde tengo mi piso (Londres), van a hacer una serie de obras. Obras que en teoría iban a ser hechas en el 2006, hace nada menos que 8 años, pero que siempre se han ido dejando por diversos motivos, que si no hay dinero, que si no hay acuerdos, y un largo etcétera.

En teoría las obras son bastante extensas, quieren poner un nuevo sistema de CCTV (alarmas) en el bloque, lo mismo dentro que fuera del bloque. Tambien quieren poner todas las puertas de entrada, y cambiar todas las ventanas de los pisos. Así mismo quieren arreglar todo el tejado, y a su vez rematar desperfectos en los balcones, y zonas comunes, hacer arreglos en las escaleras y ascensores, pintar edificio entero, por dentro y fuera, y rematar aquí y rematar allá, vamos, que quieren hacer que el edificio recobre todo su esplendor, que lo dudo, pues por mucho que la mona se vista de seda....

La módica cantidad a pagar por cada vecino es de 41,000 libras esterlinas. Sí, CUARENTA Y UN MIL libras esterlinas, que si hacemos la conversión a euros, equivaldrían a poco más de 52,000 euros, sí, como lo leeis, CINCUENTA Y DOS MIL euros, es decir, casi 9 millones de las ya muy anticuadas pesetas.

No hace falta ni que decir que me leí la carta y sobre todo requeteleí las cantidades, para ver si habían puesto algún cero que otro más de la cuenta, pero no, no hay error.

Y me dicen que esta cantidad debe ser pagada para Octubre 2014. Bueno. Bien. Tengo 9 meses para pagar 52,000 euros. Me lo ponen fácil. Claro, si yo tuviera esa cantidad. El problema es que no la tengo. Ya quisiera yo.

Sigo leyendo la carta y me alegra saber que hay varias modalidades de pago. Sin intereses a 5 años es la que más me interesa. Hago las cuentas y me sale a pagar 871.33 euros al mes, durante 5 larrrrrrrrrrrrgossssss años. Uhm...

Sigo leyendo y me encuentro con que si soy el dueño del piso y lo estoy alquilando y no vivo en el piso, la forma de pago es al contado.

Sí. Al contado. Ya que como no soy residente en el piso, y ni siquiera soy residente en UK, ya que vivo en España, pues nada. Ni descuentos, ni porras. A pagarlo todo al contado antes de Octubre del 2014.

Pah! - y ahora qué hago? Pido un préstamo para pagar esos 52,000 euros? Quién me lo va a dar sino tengo trabajo en España, y menos ahora viendo cómo están las cosas?

La verdad es que esto ya me lo esperaba yo. No me esperaba que la cantidad fuera tan grande, pero me esperaba algo similar, yo rondaba la cifra de 30,000 euros, pero no 52,000. Aunque me daba igual que fueran 10,000 o 30,000 o 52,000. Me niego a pagar ese dinero. Pues sé que una vez acaben todas las obras, el bloque va a quedar igual de feo que ahora.

Es un bloque grande, cuadrado, con una plaza enorme en el centro, con un parque infantil y zonas verdes, buenas vistas, a muy pocos pasos de la boca del metro, un metro que pasa por los principales puntos de Londres, una linea nueva y moderna, en el centro de la ciudad. En un corto paseo estás en el Támesis (Thames), puedes ir paseando tranquilamente hasta el Soho, paseando por lugares emblemáticos de la ciudad, como el Tower Bridge (Puente de la Torre), la Tate Gallery, el South Bank, el Big Ben, Trafalgar Square, etc.

Buf! La de cantidad de veces que he hecho ese recorrido en ambas direcciones, sólo o con amigos. Que recuerdos me vienen!

En fín, que esto se paga, pues no es lo mismo tener un piso en el quinto pino que tener un piso en el centro de la ciudad. Todo vale su dinero.

Pero 52,000 euros? Si casi te puedes comprar un piso en España con ese dinero! Bueno, casi nó, es que sé que te lo puedes comprar por esa cantidad en muchas partes de España, y sobre todo en la zona donde yo vivo ahora.

Lo hablo largo y tendido con Mark. La idea de vender el piso siempre ha revoloteado por mi cabeza, es más, en los 10 años que lo he tenido, la puse a la venta en 3 ocasiones, pero al final me eché para atrás, pues la verdad es que cuando lo compré, mi idea era, reformarlo y venderlo, tal y como había hecho con los anteriores, pero es éste piso me encontré muy agusto desde el primer día.

Tengo que decir que el día que fuí a visitar este piso con vistas a comprar, fuí con mi amiga Rosa, allá por el 2003.... y nada más ver el edificio, se me revolvió el estómago, pero yo soy de los que tratan de ver las cosas de otra manera y decidimos entrar a ver el piso con la chica de la agencia, que por cierto era una pava de las más grandes que uno se pueda imaginar. Ni gracia ni talento.

Al entrar nos quedamos un poco sorprendidos, pues el piso en sí era bastante grande, pero olía a muertos, había cucarachas, todo empapelado al estilo años 50, moqueta rancia y sucia y de un color verde aceituna feísimo, en fín... si el edificio era feo, el piso no os cuento.

Aún así, traté de verlo con buenos ojos, e imaginarme cómo quedaría si yo hiciera esto, o cambiase esto, quitando la moqueta y poniendo otro suelo. En fin, varios cambios debería hacer.

Y cambios hize. Y muchos.

Mi amiga se quedó atontada cuando le dije que había puesto una oferta para ese piso. Me llamó de todo y más.

La cosa tardó varios meses, pues en UK, comprar o vender un piso es un proceso muy largo que depende de muchas variables, pero justo 7 meses después me entregaron las llaves.

Y con el tiempo, el piso quedó estupendo, muy bonito, claro que mi trabajo me costó! - Recuerdo el día que vino Rosa a verlo y se quedó más atontado aún. No se imaginaba que el piso fuera a cambiar tanto, y ese es el problema, hay gente que no tiene imaginación. Yo tengo demasiada.

Bueno, volviendo al tema. Hablando con Mark decidimos que quizás sería una buena época para vender el piso, pues desde el 2003 hasta hoy, el valor del piso ha ido en aumento constante, y supongo que me llevaría un buen pedazo de billetes si pudiese venderlo, aunque no tenía yo muchas esperanzas.

Quién iba a comprarlo, si enseguida verían que se iban a hacer las obras y quien lo compre va a tener que pagar 52,000 euros? Nadie.

Lo estuvimos pensando unos días y así entramos en Febrero.

El mismo día 1 de Febrero, llamo a Michael. Michael es un agente inmobiliario que tiene la agencia en mi misma calle. Ya lo conocía pues había puesto mi piso a la venta con ellos en anteriores ocasiones. Tres veces! Y la verdad es que el chaval estaba un poco harto de mí.

Hablé con él. Le expliqué lo que pasaba, sobre los trabajos que se iban a realizar, me dijo que ya lo sabía, pues vive y trabaja en la misma calle.

Me dijo que tenía una persona muy interesada en comprar en esa zona, concretamente en mi plaza, y que si lo pongo a la venta con ellos, tratarían de venderlo lo antes posible. Promesas. Lo de siempre.

Le digo que tengo que hablar primero con Catherine, mi amiga e inquilina, que lleva ya 3 años viviendo allí y muy contenta.

Llamo a Catherine y se lo comento, se queda pasmada al oir que tengo que pagar tanto dinero, pero ella ya lo esperaba pues ya sabía que el piso lo acabaría vendiendo y se lo dejé bien claro el día que me lo alquiló. De todas formas le dije, que una cosa es ponerlo a la venta y otra muy diferente es que alguien me lo compre incluso aceptando las obras y los pagos. Que lo veía difícil pero que al menos debería intentarlo. Y eso hize.

Al dia siguiente llamo a Michael y le digo que lo ponga en venta. Michael llama a Catherine para quedar a una hora, pues necesita entrar en el piso y tomar mediciones y sacar fotos. Esa misma tarde me llama Catherine para decirme que Michael ha ido a medir y sacar fotos. Todo perfecto.

Al día siguiente me llama Michael y me dice que va a poner el piso a la venta por 215,000 euros. Que son nada menos que 275,000 euros. Yo me quedo pasmado, pues jamás pensé que hubiese subido tanto el valor, y más cuando yo lo compré por menos de la mitad!

Bueno, estupendo, yo no me voy a quejar! Pensé que el precio ideal sería 180,000, pero si me lo vende por 215,000 pues yo no voy a decir que nó!

En esa misma conversación y una vez que salí de mi asombro, me dice que tiene una persona muy interesada en ver el piso, y que esta persona ya está al tanto de las obras y el dinero que hay que pagar por ellas, y que si me parece bien, querian verlo ese mismo día, le digo que me parece muy bien pero que tiene que hablar con Catherine, y no conmigo, pues yo no puedo hacer nada desde España, que llame a Catherine y queden a una hora concreta para ver el piso.

Por la noche me llama Catherine y me dice que Michael ha ido con un hombre a ver el piso y que parece ser que le ha gustado bastante por sus 'expresiones' de 'ohhhhhs' y 'ahhhhhs'.

Al día siguiente me llama Michael y me dice que al comprador le ha gustado mucho el piso y que me lo compra por el precio pactado de 215,000 y que se hace cargo de las obras.

Qué???????? - Ni que decir tiene que me puse hasta malo. Pues no me lo esperaba. Me costó bastante dijerirlo. Encima la página web donde se supone que se va a publicar el piso, no se ha llegado a terminar, ya que todo ha sido tan rápido que no le ha dado tiempo a publicarlo.

Ese mismo día me manda el contrato para ser firmado, y se lo mando de vuelta por fax.
Como el hombre no tiene nada que vender y yo no tengo nada que comprar, la venta parece que va a ser muy rápida. O eso me dicen.

Como Catherine está trabajando, no la pude llamar hasta por la noche, le comento lo que ha pasado y se pone muy contenta, por un lado triste porque se tiene que marchar. Le digo que me han dicho que me ponga una fecha límite para irse, pues el hombre lo quiere YA MISMO, ella me dice que tiene que mirar muchas cosas primeros y que ya me dirá la fecha en concreto en la que dejaría el piso.

Pasan los dias y todo va bien. Papeleos y más papeleos. Luego dicen que en España hay mucho papeleo, pero es que UK no se queda atrás.

Al final me dice Catherine que se va a vivir con el novio, que lo llevaba pensando varios meses pero que no se decidía, y que gracias a que el piso se ha vendido, le ha venido de perilla, pues necesitaba un empujón en ese sentido para animarse a irse a vivir con su novio. Pero que si puede ser, le gustaría irse a primeros de Abril.

Lo hablo con la agencia, que a su vez habla con el comprador y al comprador le parece bien. Quiere el piso vacío. Parece ser que el comprador, en teoría, es un compañía de inversiones, que se dedica a comprar pisos, reformarlos un poco y venderlos o alquilarlos. La compañía es bien grande y de renombre, me quedo más tranquilo. No sólo me lo compra por 275,000 euros, sino que encima está dispuesto a pagar los 52,000 euros de factura! Yo no puedo estar más contento.

Pasa Marzo. Nuestra casa en Valencia está petada de muebles, no necesitamos nada más. Qué hago yo con mis muebles del piso de Londres? No me los puedo traer aquí, no tenemos espacio y además no me hacen falta. Así que le digo a Catherine que se puede llevar todo si quiere, y así me siento menos culpable de haberla sacado de mi piso con tantas prisas, pero me dice que como se vá a vivir con su novio, no necesita mucho, pero que lo irán hablando.

Al final Catherine se lleva la habitación al completo, me dió pena, pues era muy buena habitación que en su día me costó un pastón. Se lleva también alguna que otra cosilla y el resto lo deja. Me dá una lista de las cosas que se quedan en el piso para que yo las vaya poniendo en Gumtree (Milanuncios o Segundamano en España), y aunque tengo varias llamadas y mensajes, la gente quiere las cosas ya, y no en Abril, yo les digo que es que no puedo dar nada hasta que mi inquilina se haya marchado. No parece gustar. Al final quito los anuncios.

Contacto con una pareja de ingleses que viven aquí en Valencia, muy cerquita de nosotros, que se dedican a hacer mudanzas de UK a España, les doy una lista de las cosas que quiero que me traigan y me dan un presupuesto de 300 euros. Qué barato!!

Pasan los dias y al final se pone fecha para firmar el contrato de venta. El 16 de Abril.

Me pillo un vuelo barato a Londres para una semana antes, pues Catherine se marcha el 9 de Abril. De esa forma puedo pasar unos dias en Londres, que desde Agosto 2011, no he vuelto a pisar esa tierra. Mark decide que no quiere venir conmigo, pues sabe que me voy a pasar los dias de juerga con los viejos amigos Londinenses y prefiere que marche yo solo.

Y eso hago. No puedo explicar con palabras la cantidad de emociones que me sobrevinon en todos esos días, ya desde el día que volaba desde Valencia a Londres, empezando por el viaje de ida y terminando por el viaje de vuelta.

Sin palabras cuando entré en mi piso después de 4 años. De ver mis cosas, el trabajo que me costó dejar el piso en condiciones cuando lo compré, todas las vivencias vividas en los más de 10 años vividos allí. Durante el día y ya que mis amigos trabajaban, me dedicaba a desmontar muebles y empaquetar cosas. Dejarlo todo limpito. Estuve haciendo compras, de cosas que aquí en España no venden, y llené una caja bien grande de todo tipo de artículos, la mayoría comida. Por las tardes me iba a dar una vuelta por el rio, paseando hasta llegar al centro, (Soho), donde quedaba con amigos para tomar unas copas, cenar, bailar, fiesta, etc.

Fueron días muy buenos, saqué muchas fotos, pues había edificios, que aunque algunos se empezaron a
310 Metros de altura y 72 pisos
construir mientras yo vivía allí, nunca los ví terminados, sobre todo el Shard, una pirámide de cristal que ha pasado a ser el edificio más alto de Europa. Impresiona. Y es lo primero que ví, pues se vé desde cualquier parte de Londres, y más desde mi casa, mientras friego los platos puedo ver el edificio justo enfrente de mi casa. Dá hasta miedo cuando te acercas y te pones debajo, dando la sensación que eres una hormiga junto a semejante edificio.

El Lunes 14 de Abril, bien temprano llegan los de la mudanza, les ayudo a cargar el camión, se llevan todo. Acabamos a las doce del mediodia, y se marchan a coger el barco a Santander y de allí a Valencia por carretera. Yo me vuelvo al piso, el cual está totalmente vacío. No queda nada. Y yo hasta el Miércoles no me voy, no tengo ni una taza, ni una cuchara, ni un plato, ni una cama donde dormir, ni nada con lo que arroparme.

Tengo dos sofás, uno de ellos es cama, pero Catherine no los quería y yo tampoco, y pesaban mucho para tirarlos a la basura yo sólo, así que aproveché que venían los de la mudanza para que me ayudaran a dejarlos afuera. Llamé al Ayuntamiento y me dijeron que se pasarían a recogerlo y que los dejara fuera. Pesaban mucho y me hubiera sido muy dificil sacarlos yo sólo a la calle. Quizás fué mala idea porque el Lunes y Martes por la noche tuve que dormir en el suelo !!!

La buena de Catherine, me dejó el internet y el teléfono. Así que podía hablar con Mark todas las noches y comentarle cómo me había ido el día. También me conectaba al móvil via internet y así podía leer las noticias y estar en contacto con gente, ya que no había nada en el piso para entretenerme. También me dejó una almohada y un edredón, y con eso me arropé esos días, y escoba y fregona tambien, aunque no tuve que limpiar el piso, pues me dijo Michael, el de la agencia, que los dueños tenían pensado hacer obras y que no hacía falta que lo limpiase. Y no lo hice.

El Miércoles 16 de Abril, sobre las 11 de la mañana, me llama mi abogado para decirme que la transferencia bancaria se ha llevado a cabo y que debo entregar las llaves a la agencia. Me meto en internet nada más hablar con mi abogado y me meto en mi cuenta, para acerciorarme de que el dinero está ingresado y me alegra saber que tengo una cantidad de 6 cifras en mi banco!! yuuuhuuuuu!!! Nunca había visto tanto dinero junto y encima es mío!!!

Recojo mis cosas, sólo tengo una mochila pequeña con cuatro cosas, todo lo demás se lo llevó la mudanza a Valencia, así que voy a viajar sin equipaje, que no es algo que me haya ocurrido muchas veces en los cientos de vuelos que he cogido.

Meto el edredón, almohada, la escoba, y fregona y algunas otras cosas más y lo tiro a la basura. Disfruto unos segundos mirando cada habitación del piso, recordando buenos momentos vividos en cada una de ellas (oooohhhh si yo contaraaaaaaa!!) y casi con lágrimas en los ojos, cierro la puerta sin mirar atrás, echo la llave y voy a la agencia, entrego las llaves para que se las dén al nuevo dueño y me dirijo a London Bridge a coger el tren para el aeropuerto. Salgo casi 5 horas antes del vuelo, pero bueno, me daré unas vueltas por el aeropuerto para hacer tiempo.

En el aeropuerto, como opíparamente en un restaurante, sin prisas. Con una buena 'pinta' de cerveza. Después me voy a recorrer las tiendas de 'Duty-Free' y me permito el lujo de comprarme no uno, no dos, no tres, sino cuatro botes de perfume, y varios libros (en Inglés lógicamente), y alguna que otra chorrada, aunque no soy rico, me estoy comportando como si lo fuera, aunque sea por una vez en mi vida, el poder gastar sin contar los peniques, enseguida me dí cuanta de lo fácil que puede ser el quedarte sin dinero, sobre todo cuando leo en los periódicos que a fulanito le tocaron 10 millones de euros en la lotería y tres años después estaba cobrando ayudas del Gobierno porque no tiene un duro.... así que terminé mis compras y me fuí al avión de vuelta a Valencia.

En Valencia aeropuerto me recogieron mis hermanos, que venían de Pamplona a pasar unos dias con nosotros en Valencia, y una hora después ya estábamos en casa.

Al día siguiente nos trajeron la mudanza y lo que pudimos lo almacenamos debajo de la camas, alguna cosa fué a parar a casa del vecino, que tiene mucho espacio en su sótano y para eso están los vecinos!

Y ésta es la historia! Que hace poco más de dos meses, yo tenía mi piso y de repente lo pongo a la venta, y en dos días me lo compran por el precio total y encima se quedan con la factura de 52,000 euros. Y en dos meses justos, se completa la venta, me traigo mis cosas y todo el mundo contento.

Desde aquí tengo que dar las gracias a Eduardo, por portarse de maravilla en los días que estuve allí, a Catherine por dejarme tantas cosas en el piso, que aunque no son importantes, me hicieron la estancia más tranquila (papel higiénico, toallas, pasta de dientes, lavavajillas, jabón, champú y esas cosas). Quedamos un par de veces Catherine y yo para tomar algo, tambien con Rebecca, que casi no la conozco después de adelgazar casi 30 kilos, con Pablito, que sigue igual que siempre, no cambia su forma de ser y todo tiene que ser lo que él diga y como él diga y cuando él diga, y a todas esas otras personas que ví en mi corta estancia. Que aunque no nos veamos ni estemos en contacto todos los dias, sabemos que estamos ahí para cuando lo necesitemos. Besos para todos y espero que nos veamos pronto, aunque ahora no tengo piso y tendríais que prestarme una cama, o un trozo de suelo!

Y aquí os dejo con alguna fotico sacada en estos días!

Agur!