sábado, 22 de diciembre de 2012

Tarta de Zanahorias con Nueces y Almendras

Tarta de Zanahorias con Nueces y Almendras

 

 

Hola a tod@s!!

 

De nuevo estoy aquí, y esta vez con otra receta que podeis usar en esta época Navideña.  Ya se que sabemos que vamos a engordar en estos días, al menos vamos a hacerlo con cosas buenas y esta tarta es una de esas cosas buenas!

 

Claro, que hay mucha gente que dice ´tarta de zanahoria?? uuggghhh, que asco!´, pero el caso es que está muy buena. Y la zanahoria no es que tenga mucho sabor tampoco,  y para los incrédulos, hay que decir que la zanahoria se ha usado en pasteles dulces desde la Edad Media, época en la que los endulzantes eran escasos y caros, mientras la zanahoria, que contiene más azúcar que cualquier otra verdura a excepción de la remolacha azucarera, era mucho más fácil de encontrar, por lo que se usaba para elaborar postres dulces. Para que luego digais!

 

La popularidad del pastel de zanahoria resurgió probablemente en el Reino Unido gracias al racionamiento durante la Segunda Guerra Mundial y yo en mis 22 años en UK me he hartado de comerla! - Más tarde, estos pasteles y tartas de zanahoria estuvieron ampliamente disponibles en restaurantes y cafeterías estadounidenses a principios de los años 60.  Al principio eran un artículo novedoso, pero a muchas personas les gustó tanto que pasó a ser un postre corriente, veremos si eso ocurre también en España.  Aquí os dejo un paso a paso con foticos, como siempre, para los más cazurros, y os juro que si seguís los pasos y las cantidades, os va a quedar una tarta de zanahorias estupenda, que ni en las pastelerías británicas ni en las estadounidenses la encontrarás! 

 

Además es super fácil de hacer y no se tarda nada! - A este paso, voy a tener que empezar a hacer videos y colgarlos en ´You Tube´, luego le quitaré el puesto al Arguiñano en televisión!

 

No os preocupeis, si no os gusta el queso, hay mil maneras de hacer una cobertura que no lleve queso, luego os cuento más abajo.

 

 Vamos a por ello!

 

 

Para la Tarta:
  • 400 g (2 tazas) de azúcar
  • 350 ml (1 taza y media) de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 500 g de zanahorias machacadas (hervir, colar y machacar) 5-6 zanahorias grandes
  • 240 g (2 tazas) de harina de trigo
  • 10 g (2 cucharaditas) de levadura en polvo (Royal)
  • 10 g (2 cucharaditas) de bicarbonato de sodio
  • 10 g (2 cucharaditas) de canela
  • 5 g (1 cucharadita) de sal
  • 250 grs de nueces, hay que machacarlas con rodillo o mortero para que queden granulosas
Para la Crema de queso: (si la quieres hacer con queso)
  • 240 ml (1 taza) de queso cremoso (Philadelphia o Mascarpone) a temperatura ambiente
  • 60 g (4 cucharadas) de mantequilla sin sal, a temperatura de ambiente
  • 10 ml (2 cucharaditas) de extracto de vainilla (vainilla liquida)
  • 250 g (2 tazas) de azúcar glacé (vas a añadirlo poco a poco así que a lo mejor usarás menos, vé probando hasta que esté a tu gusto, yo no suelo echar mas de 250 gramos)
Para la Crema de Vainilla: (si no la quieres hacer con queso)
  • 250 grs. de Mantequilla SIN sal (a temperatura ambiente)
  • 200 ml. de Nata Líquida para montar
  • 10 ml (2 cucharaditas) de extracto de vainilla (vainilla liquida)
  • 250 g (2 tazas) de azúcar glacé (vas a añadirlo poco a poco así que a lo mejor usarás menos, vé probando hasta que esté a tu gusto, yo no suelo echar mas de 250 gramos)
Ingredientes para la Tarta de Zanahorias



Primero, y por orden, vamos a pelar las zanahorias, y cortarlas en trozitos y ponerlas a cocer, y una vez cocidas, las escurrimos y las aplastamos.  Aquí puedes ya encender el horno que se vaya precalentando.



Pelar y lavar las zanahorias

Cortarlas a trozitos y ponerlas a cocer



Mientras las zanahorias se cuecen, os dará tiempo a preparar todo el resto de la tarta.
























Tritura las zanahorias


















Mezclar todos los ingredientes secos (menos el azúcar)






En un bol mediano, mezcla todos los ingredientes secos (menos el azúcar!) y resérvalos.








Aceite y azúcar
  




 En un bol grande, mezcla el azúcar con el aceite.








Huevo a huevo, vete mezclando








Incorpora los huevos uno por uno batiendo la mezcla después de cada adición.














Añade las zanahorias machacadas y mezcla bien.








Añade los ingredientes secos





 Añade los ingredientes secos
(ya combinados)










Ahora, en un trapo de cocina limpio, echa las nueces, cubre con el trapo, y con ayuda de un rodillo, vas machacando las nueces, que queden finas, aunque si quedan trocitos, casi mejor, así queda interesante a la hora de comer.


Nueces antes!














Nueces después!


















 

Añade las nueces y mezcla todo bien.  Usa varillas o si prefieres, bates todo bien durante 3 minutos con una batidora.








Vierte la pasta en un molde graseado



Ahora, coge un molde, lo untas bien a los alrededores con mantequilla y luego le das una capita fina de harina para que no se te pegue.

Echa la pasta al molde y lo metes en el horno.












Hornea a 175°C (350°F) por 60 minutos, y prueba con un cuchillo o un palillo de vez en cuando, hasta que salga seco y limpio, a veces hay que tenerlo más tiempo






Voila!!





Pasado este tiempo, lo sacas del horno y lo dejas a enfriar un par de horas antes de untar el queso o la crema que desees hacer.










Una vez que esté enfriado, lo cortas con cuidado por la mitad, si es que quieres hacer dos capas de relleno, si sólo quieres ponerle crema encima, entonces no lo cortes.

Y ahora procedemos a hacer la cobertura, el frosting, el relleno, o como lo quieras llamar.  Presta atención, si la quieres hacer con queso, compra queso Mascarpone, o si no te gusta, puedes usar cualquiera de esos quesos para untar, como el Philadelphia.

Para el frosting de queso crema: bate la mantequilla y el queso crema, añade la vainilla, e incorpora el azúcar glacé poquito a poco hasta que tenga la consistencia que te gusta. Dale bien con la batidora hasta que quede una crema y lo vas untando a la tarta a tu gusto.

Si quieres hacer dos pisos de crema de queso, corta la tarta por la mitad y necesitarás dos tarrinas de queso Mascarpone o Philadelphia. Y el doble de mantequilla, en este caso 100 gramos por lo menos, para que tengas suficiente para las dos capas.

El azúcar glacé, vé echando poco a poco y vas probando hasta que creas que está lo suficientemente dulce para tu gusto, yo suelo poner entre 150 y 200 grs, pues no me gustan las cosas muy dulces. 

Y una vez terminado, mételo en el frigorífico que se enfríe un poco más y a comer!!

Para el frosting de crema de vainilla: (que es el que vamos a usar en la receta de hoy).

Mantequilla sin sal y azúcar glacé



En un cuenco, pones la mantequilla, y la mitad del azúcar glacé, y lo bates bien que te quede bien mezclado, se hará una pasta muy engorrosa pero no te preocupes, luego lo solucionas.







 
Batirlo bien



















A continuación le pones un par de cucharaditas de Extracto de Vainilla o dos cucharadas de Aroma de Vainilla (o a tu gusto) y lo bates nuevamente, y le vas añadiendo la nata líquida para montar, también a tu gusto, hasta que veas que te queda una crema consistente.





Después cortas la tarta por la mitad...
















Untas la tarta en ambas caras, la de abajo y la de arriba y las vuelves a unir.





Aquí puedes experimentar si quieres, le puedes echar caramelo, coco, o chocolate, o cualquier cosa que se te ocurra. Yo cubrí la tarta con crocanti.  (Almendra molida)









En esta crema, yo le he puesto un poco de chocolate y de turrón, que me sobró de la receta del Tronco de Navidad que hice ayer, el caso es innovar!  Una vez terminada y adornada, la metes en el frigorífico un par de horas que se enfríe, y a comer!!


Y se acabó! A comeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrr!