domingo, 10 de marzo de 2013

Rosas con Miel

Hola a tod@s!

Espero que estéis bien, aquí todo sigue su ritmo y no hay cambios.

Recientemente he vuelto de casi un par de semanitas de ´gira´ por España por las zonas de Madrid, Toledo y Cáceres.  Me he traído unas cuantas recetas de los dulces típicos de esas regiones.

Empezemos hoy por la Rosas con Miel, unos dicen que es típico de la Semana Santa sevillana, otros que lo son de Extremadura, el caso es que la gente barre para su casa, que si son Manchegas, que si andaluzas, que si extremeñas...Yo ahora digo que es un dulce típico de tu casa, y punto.  Hay muchas variedades y cada cual usa lo que le viene en gana, los hay que las hacen con miel, los hay que las hacen con azúcar y canela.   Recuerdo haces unos años, paseando por París, me encontré con una tienda iraní que tenía estos dulces en el escaparate, y compramos un par de ellas, pero no estaban tan buenas como las de ´Sole´ (leer más abajo). Así que por lo que se vé, las hay por todo el mundo!

Rosas con Miel


Aunque es la primera vez que las hago, y supongo que cuánto más veces las haga, más perfectas me van a salir.

Tambien tengo que dedicar esta entrada del blog, a Sole, más conocida como la vecina de mi abuela cuando vivía en el Pozo Alto, y así nos enteramos todos.  Que es la que me ha pasado la receta, ya que ella se dedica a hacerlas, cuando hay algún ´convite´ (bodas, comuniones, bautizos o cualquier otra cosa) y por lo tanto, voy a seguir su receta paso a paso, quizás la próxima vez lo intente con nuevos ingredientes y como de costumbre en mí, improvisar. Y por supuesto, agradecer a Sole, y reconocer su labor tan importante de seguir realizando y difundiendo estas recetas tradicioinales, para que de esa forma, no se pierdan con el tiempo y para que podamos disfrutar de estos dulces típicos.

Os voy a dar la receta para unas 60 rosas, así tenéis para repartir al vecindario, claro, que si quereis hacer menos, digamos, unas 30 rosas, tendreis que dividir las cantidades por por dos, los que no sepan dividir, pues usais la mitad de las cantidades que os digo (que viene a ser lo mismo).

Por útimo, deciros que no se pueden hacer las rosas sin tener el molde, estos moldes los venden en cualquier ferretería, aunque si te pasas por un ´chino´, a lo mejor las tienen tambien, depende de dónde vivas, yo me metí en un chino en un pueblo de Extremadura y los tenían allí por unos 3 euros.





Rosas con Miel

Ingredientes para las Rosas con Miel

1 Docena de Huevos
1/2 (medio) litro de agua
225 cl de aceite de girasol
150 cl de aguardiente (yo lo encontré en Mercadona, es Aguardiente de Orujo, pero dá lo mismo).
1 cucharada de Anís en grano
1 rama de canela
Aceite girasol para hacer las rosas
Miel para untar las rosas





Una cucharada de anís en grano
Una ramita de canela

Primero poner en un cazo aproximadamente un litro de agua, con una cucharada de anis en grano, y una rema de canela. Y dejar que cueza bien, luego dejas el agua que se vaya enfriando un poco.



El molde siempre en el aceite caliente


En una sartén honda, la llenas de aceite (girasol uso yo) y la pones a calentar, metiendo el molde dentro, aquí hay que tener cuidado, el molde debe de estar siempre muy caliente, por lo tanto no lo saques del aceite más que para untarlo en la masa, pues si el molde se enfría un poco, la masa se quedaría pegada al molde y no se soltaría. 





Mientras el agua cuece, en un perolo pones los 12 huevos (sin cáscara claro!), y los bates bien batidos, con las varillas o con que le tengas a mano.  Yo tengo una varillas eléctricas.






Cuelas el agua con el anís y canela
La mezclas con los huevos batidos


Cuando el agua esté fría o templadita, y con ayuda del colador, la cuelas, y echas sólamente medio litro de ese agua al perolo de los huevos que has batido.






Mezclas el aceite
Mezclas el aguardiente

A continuación echas el resto de los ingredientes, es decir, los 225 cl. de aceite girasol y los 150 cl. de aguardiente y lo remueves todo bien. 






Tamizas la harina


Echa 12 cucharadas de harina de trigo, una cucharada por cada por cada huevo que uses, si usas 6 huevos, pues échale 6 cucharadas de harina. 







Mezclas todo bien


Asegúrate que lo mezclas todo muy bien sin que te queden grumos, si tamizas la harina, mejor, asi te ahorras tiempo dándole a las varillas para que se mezcle todo mejor.






A la hora de hacer las rosas, si ves que te quedan un poco finas, y las quieres hacer más gruesas, le echas un poco más de harina, hasta que tengan la textura que más te guste. 



Unta el molde sin cubrirlo
A continuación colocas el perolo con la masa cerca de la sartén dónde tienes el molde, sacas el molde del aceite y lo metes en la masa, pero ten cuidado no metas el molde entero, pues luego las rosas no se despegarán, tienes que meter el molde en la masa y dejar un centímetro aproximadamente, quizás un poco menos, lo sacudes despacito y lo metes inmediatamente en la sarten, y lo vas sacudiendo despcito para que la rosa se despeque del molde.

Yo suelo sacudirlo de arriba a abajo, para que así salga la rosa, si lo mueves de un lado para otro haciendo círculos, es posible que la rosa también salga, pero quedaría más abierta y más grande.




Colócalas con el hueco hacia abajo que escurran bien

Cuando salga del molde, lo dejas cinco o seis segundos y luego le das la vuelta otros cinco o seis segundos y la sacas y la pones en una bandeja, que previamente habrás colocado cerca de la sartén y con papel de cocina para que el aceite se escurra.  Para que salga bien el aceite de los huecos de la rosa, asegúrate que las colocas bien, con la parte hueca en el suelo.







Así vas haciendo una por una, llega un momento que te aburres, sobre todo si vas a hacer muchas, pero siempre puedes improvisar, para que sea menos aburrido, puedes untar el molde en la masa 3 o 4 veces antes de meterlo en la sartén y así coges más masa y te queda más gruesa, o la untas una sóla vez y te queda más fina, o le das golpecitos al molde y sale echando chispas, o mueves el molde de un lado para otro y te salen más abiertas, en fin, el caso es divertirse.



Pon miel a calentar a fuego lento, que no se queme!



Cuando estén las rosas ya todas hechas, en un cazo, pones medio litro de miel, o más, según el número de rosas y lo pones a calentar despacito, que no se queme la miel y se caramelize!









Unta las rosas por ambas caras

Y cuando la miel se vaya quedando mas líquida, metes la rosa por un lado y luego por el otro y éste vez, colocas la rosa boca abajo, de esta forma, la miel se queda en los huecos y se reparte bien, luego al día siguiente si quieres las pones boca arriba otra vez, como tú lo veas. 





Las pones boca abajo que la miel se asiente en los huecos


Por cierto, a mí me sobró la mitad de la masa, porque cuando hize 30, ya me cansé de tanta rosa, y el resto de la masa la he congelado, supongo que si la descongelo algún día, siga ´funcionando´, ya os diré, pues la verdad es que 60 rosas son muchas y como encima abultan un montón, luego no tienes dónde guardarlas, como no compres un baúl !






Déjalas a reposar un tiempo


A comer!!