domingo, 31 de diciembre de 2006

31 Diciembre 2006 - Resumen del 2006


Otro año más, otro número más. No hay resoluciones este año.

Ya llevo 16 años en Londres, enteritos. Me veo muy inglesito. Me encuentro muy adaptado al país. Me doy cuenta de ello, sobre todo cuando voy a España de vacaciones. Hay mucha prepotencia en el país, sobre todo la que viene de aquellos que trabajan con el Gobierno, el típico funcionario. Aquí estoy yo y que se quiten los demás. Por cierto, yo también soy funcionario, llevo ya 10 años de funcionario en Inglaterra, y no voy por la vida presumiendo de ello. El ser funcionario en Inglaterra no tiene el mismo significado que pueda tenerlo en España. Muchos creen que es un curro de ´Alto Standing´ cuando en realidad es un simple trabajo, en muchos casos, para una simple persona.

Prácticamente tengo todo lo que quiero y más. Mi trabajo fijo, bien pagado. Un trabajo al que me voy contento los lunes por la mañana (eso es muy importante), mi piso, que sigo decorando a mi gusto cuando tengo tiempo y dinero. Mis amigos, con los que salgo siempre que quiero, mi pareja, que me mantiene alerta y ocupado viajando constantemente. Mi salud, aparte del tipo catarro o estado gripal, poco hay que contar y daremos gracias. Y encima vivo en Londres Centro, la ciudad que nunca se apaga. Qué más puedo pedir?.

En cuanto a mi vida personal, mi relación con Mark sigue viento en popa, la verdad es que viene él más a mi casa, que lo que yo voy a la suya, pues cada vez que voy a su casa, con el rollo de que no tiene televisión ni siquiera un sofá, nos sentamos uno en un lado del salón y yo en el otro, y nos ponemos a leer, a veces me dá como que estamos en la sala de espera de un dentista, esperando que nos llamen. Me aburro.

En cambio cuando él viene a mi casa, la tele siempre está puesta, aunque lo tenga de fondo, me gusta escuchar y oir ruidos, y Mark, nada más entrar por la puerta se queda fijo mirando a la tele como si fuera un demonio. Le gusta todo lo que vé, le digo que se compre una, pero no quiere. Dice que es una pérdida de tiempo, y a veces pienso que tiene razón.

Aunque debe ser un tanto raro, al no tener televisión durante 20 años, supongo que no conocerá a nadie ´famoso´, me refiero a actores, actrizes, cantantes, presentadores de televisión, no conoce ningún concurso, ni el X-Factor, ni Strictly Come Dancing or Skating on Ice (Factor X, Mira quien Bailando con las Estrellas, en su versión inglesa). Debe ser un tanto extraño, no estar al día con este tipo de tonterías televisivas.

Barcelona desde el Tibidabo, Febrero 2006
Seguimos viajando, en Febrero, y por mi cumple, como viene siendo habitual, nos fuimos a Barcelona unos dias, nos quedamos en el mismo hotel, en plena Ramblas, e hicimos la visita turística, todo siempre igual, que si la Sagrada Familia, que si el Montjuic, que si las Fuentes Musicales, etc. Esta vez, fuimos más lejos porque Mark tenía amigos en Barcelona (ingleses, que vivían allí) y con ellos hicimos alguna escapada. Fuimos al Tibidabo, un parque de atracciones, con unas vistas de Barcelona impresionantes y a varios mercadillos de la zona, que no conocíamos, lo pasamos bastante bien y como de costumbre, hicimos una visita a Isabel y Juan, comimos con ellos un par de veces, nunca me aburriré de Barcelona. Ciudad preciosa, un poco cara, pero muy llamativa, si alguna vez dejo Londres, me iría con gusto a Barcelona, si no fuera por el catalán... pero dejemos la política aparte. Este blog es enteramente ´politics free´.

Estación de Copenhague, Junio 2006
En Junio me fuí yo sólo con Eduardo unos dias, a Dinamarca, lo pasamos como los indios, toda la noche fuera y todo el dia durmiendo, aunque esto es muy relativo, ya que en Dinamarca apenas vimos la noche. Coincidimos nuestra visita al país con lo que sería el solsticio, la entrada al verano, época en la que el sol brilla las 24 horas del día. Un fenómeno espectacular, porque eso de salir de un pub a medianoche y que todavia sea de día y brille el sol es algo increíble de ver. Vamos, que nunca oscurecía, desde luego, y para mí, era algo muy difícil de explicar.   Supongo que luego en el invierno, sería al revés y casi no ves la luz durante el día. Eso ya me gustaría mucho menos!


Plaza del Ayuntamiento
Copenhague, 2006
Copenhague, es una ciudad muy bonita, muy limpia, se dice que es la ciudad dónde la gente vive más feliz, donde los sueldos son más altos, y donde menos delicuencia hay, vamos, que se vive muy bien, además la gente super amable, en cualquier sitio que entrábamos la gente se ponía a hablar contigo.

Aunque para los bajitos, deber ser un mal rollo, allí parece que todo el mundo mide 2 metros, lo mismo chicos que chicas, y todos rubios, hasta yo, que mido 1.83cms tenía impresión de bajito. Nos reíamos mucho cuando entrábamos a un bar y Eduardo se pasaba la noche mirando para arriba, pues Eduardo no es que sea muy alto que digamos.

Pasamos casi un día entero en el Tívoli, parque de atracciones, en el mismo centro de la ciudad, para comer, generalmente nos íbamos al supermercado y comprábamos embutidos y pan, y cervezas y comíamos en la habitación del hotel, o mejor dicho, hostal, que era muy barato y estábamos en pleno centro de la ciudad.

Un día decidimos irnos a pasar el dia a Suecia, ya que está al lado, y además queríamos montar en tren y atravesar el famoso Puente de Oresund, El puente va desde la capital danesa (Copenhague) y hasta la ciudad sueca de Malmo, donde está el famoso edificio del arquitecto Calatrava, el famoso Turning Torso, o Torso en Giro, un edificio fantástico. El puente es enorme, y cuenta con dos lineas de tren y debajo tiene 6 lineas de carreteras!! siendo el puente combinado tren-carretera más largo de Europa. Pasamos el día por Malmo, otra ciudad preciosa, la verdad es que la arquitectura de las ciudades escandinavas es una pasada. Te pasas el día mirando edificios.


Bicis en Copenhaguen
Un dato curioso que nos ocurrió al llegar a Copenhague (no sé como se escribe en español!), es que había bicicletas por todas partes, y ninguna estaba atada, la gente las dejaba en cualquier sitio, nunca en mi vida había visto tanta bicicleta junta, ni en Amsterdam! - sobre todo en los alrededores de la estación de tren, había bicicletas que tenían hasta hierbajos, y algunas no se veian, nunca pensé que pudieran crecer hierbas de una bicicleta! Por lo visto, es bastante barato el comprar una bicicleta en la ciudad y algunos, cuando se les estropea la bici, en vez de arreglarla, se compra una nueva y deja la vieja en cualquier parte de la ciudad. Puede que esté un poco oxidado o la rueda un poco desinflada, o el manillar torcido, pero vamos, bicis hay mogollón por todas partes, cojes, una, te das una vuelta y la dejas en cualquier sitio.

 La mayoría de las bicis, no son de nadie, es decir, puedes coger una, dar una vuelta y dejarla allí donde hayas acabado, pues alguien vendrá después y la cogerá y se irá donde tenga que ir, y así sucesivamente, están abandonadas, y aqui te montas y allí te bajas, es una pasada. Además la ciudad es perfecta para andar en bici.
Tambien tienen las típicas bicis de alquiler, pero son gratis, no como en otros paises, que tienes que pagar, en Copenhague no hay que pagar, simplemente funciona como los carritos de la compra cuando vas al supermercado, metes una monedita y te llevas la bici y luego cuando la quieras dejar, la llevas al portabicis (hay muchos por toda la ciudad) y sacas la monedita. Todo gratis! Y no tienes que ser residente, es para todo el mundo.

La Sirenita, Copenhaguen 2006
Hicimos una visita a la Sirenita, no sé porqué me imaginé que sería mucho más pequeña, pero era enorme! Nos sacamos la típica foto de rigor, lógicamente, no vas a ir a Dinamarca y no sacarte fotos con la Sirenita, basada en el cuento de hadas del mismo nombre, de Hans Christian Andersen. Es de bronze fundido y mide 1.25 metros de altura y pesa 175 kilos. Vamos, que no es muy grandecita ella.

Quién no ha leído los cuentos de Hans Christian Andersen? El Soldadito de Plomo, La Sirenita, El Patito Feo, Las Zapatillas Rojas, El Traje Nuevo del Emperador. El escritor tiene un museo sobre su vida y obra, en Odense, pero nos quedaba un poco retirado. Sí hicimos alguna excursioncita por las afueras, para pasar los días, también quisimos ir a la fábrica de cervezas Carlsberg, pero al final no nos dió tiempo.

Siguiendo con los viajes, aparte de varios a París y a Dinamarca y Suecia, estuvimos en Pamplona (Mark y yo), en verano y las Navidades pasadas, aparte de en Barcelona, yo creo que ha sido un año movidito en cuanto a viajes se refiere.

En el trabajo, todo bien, nos hemos cambiado de oficina, nos hemos ido a otro edificio cercano, una oficina más grande, de las 3 personas que no me gustaban de mi oficina, más antipáticos que ni qué, una se fué el pasado año y de los dos que quedaban, un tipo llamado Gary, más pesao que ni qué, y una idiota que se llamaba Juliet, se marcharon tambien, lo cual para mí fué una liberacíón porque no me caían nada de bien, y a mucha otra gente tampoco. Lo curioso es que al irse 3 personas, necesitábamos otras 3 personas, así que empezaron a buscar gente y entrevistar y entraron 1 chico y 2 chicas nuevas, Rebecca y Helen, jóvenes, y compenetramos muy bien y la verdad es que la atmósfera en la oficina era otra.

A las horas de comer, algunos días nos acercábamos al pub de enfrente a tomarnos una birra o dos, y en algunas ocasiones, lo hacíamos al salir del trabajo a las cinco, sobre todo los viernes. La verdad es que se trabaja de distinta manera cuando te llevas bien con todo el mundo.

Mi trabajo es ameno, aunque me paso el dia haciendo Audits. Mi trabajo consiste en pagar (dinero) a ciertos proveedores que se dedican al cuidado de gente ´sin techo´, gente con violencia de género, jóvenes madres, gente con problemas de alcohol y drogas, HIV y SIDA, gente con problemas mentales, de aprendizaje, psiquicos y físicos, en fin, una amplia gama de cuidados. De vez en cuando hago visitas a los centros para ver si todo marcha bien y hay algún problema. Vamos, lo he explicado a grandes pasos, para no aburriros.

En lo que es vida social, seguimos le mismo ritmos, salir a tope con los amigos, o con la gente de Social Network, más fiestas en barquitos, y en locales enormes donde quepamos 500 personas, tengo que controlarme un poco más en las salidas, con tanto viaje para arriba y para abajo, y el salir de marcha en Londres y demás, mi economía va a empezar a sufrir, y más vale parar el carro.

En Octubre, Mark y yo decidimos que lo mejor era parar la relación pues ninguno de los dos estaba muy seguro del rumbo que queríamos llevar. Aunque quedamos como amigos, buenos amigos. Tambien hay que decir, que en uno de sus viajes a París sólo, uno de esos fines de semana en los que yo prefería quedarme en Londres para salir con mis amigos, Mark conoció un chico Canadiense en París y se gustaron mucho (por lo visto!) y yo sin enterarme. Hasta que me lo confesó un día, pero no le dí mucha importancia al asunto. No me afectó mucho, la verdad.

Me había enterado unos días antes, que mi madre iba a venir a Londres!! Qué fuerte! Mi madre en Londres!! - Vendría con mi tía y su hijo (mi primo) y la novia de mi primo, los 4 juntitos. Después de 3 años intentando convencer a mi madre para que viniera a Londres, al final, dijo que sí y vendrian a primeros de Noviembre.

La madres viendo el cambio de guardia, Londres 2006
El día que llegaban a Stansted, no pude ir a recogerlos, porque tenía reunión en la tarde, y al final, hablando con una compañera del trabajo, me dijo que su tío podría ir a Stansted a por ellos, Dejamos el precio atado y se fué a por ellos, llevando un cártel, que hicimos nosotros (mi compi y yo) en la oficina, ya no recuerdo qué ponía, pero algo así como mi apellido y el di mi tía. En una cartulina de color amarillo fosforito. Les dije que una vez salieran del avión que siguieran a la gente y recogieran las maletas y al salir, que se fijaran en un hombre de ´color´ llevando un cartelito amarillo, y así hicieron, los trajo a casa y pasamos una semana estupenda haciendo turismo por todo Londres, les gustó mucho.
 
Al final, convencí a mi madre que se quedara una semana extra y luego yo la llevaría a Pamplona, y eso hice, lo pasamos muy bien, luego después la llevé a Pamplona, me quedé unos días y me volví para casita. Mark ni se preocupó de pasarse por casa, ya que habíamos ´cortado´ apenas unas semanas antes y no estábamos muy para fiestas. Sí que vinieron a conocerla, Rosa y también Eduardo.

La primera semana que estuvieron en Londres, pretendí estar enfermo en el curro, asi que unos dias antes de que llegaran, estuve ´tosiendo´ y demás... jeje! Luego el día que llegaron era Viernes, asi que el Lunes llamé con que estaba malito y estuve toda la semana en casita enfermo, cuando en realidad no paramos de andar de un lado a otro de turismo, la segunda semana, trabajé hasta el mediodia, por no dejar a mi madre sola en casa, así que curraba de 7 a 2, en vez de 9 a 5. Y la tercera semana en Pamplona, me la cojí de vacaciones. Espero que no lea esto mi jefe, que luego tenemos bronca, aunque no sabe español, así que estoy tranquilo.

Las Navidades decidí no ir a Pamplona, ya que había estado en Noviembre para llevar a mi madre, no me apetecía bajar de nuevo y como Eduardo no iba para México, pues nos juntamos los dos en casa de Nanette y Javier, en Elephant and Castle, casi en frente de mi oficina! Yo preparé el postre, un tiramisú, y llevamos algunas bebidas y comidas, y entre los cuatro lo pasamos muy bien, bailamos un rato y todo! Lol! Es que ese día no merece la pena salir por Londres, pues no hay nada abierto y como el 25 es festivo, está todo cerrado y ni siquiera hay transporte público.

Al día siguiente, Navidad... Eduardo y yo, nos fuimos a mi casa, media horita andando y pasamos por un supermercado iraní, como ellos no celebran este día, pues estaba abierta, y compramos algunas cosas y nos fuimos para casa, a comer, beber y ver la tele. En plan aburrido. Pero es que Londres en el Dia de Navidad, es de lo más aburrido!

Unos dias después Eduardo marchó a México y yo me quedé atrás, y no recuerdo muy bien lo que hice para Nochevieja.... uhm! Pero no creo que fuera nada extraordinario, no tengo constancia.
 

Y aquí os dejo un cártel de la policia diciendo ´cuidado con los carteristas´.... no sé quién hizo la traducción, pero es para matarlos!

 

2 comentarios:

  1. Jaja, los pickpockets recibieron oraciones de la prisión.

    Priceless.

    ResponderEliminar
  2. ¿Habrían usado el google translate??? :P

    ResponderEliminar